SqueakyClean

¿Por qué suelen rayarse los carros al lavarlos? y como evitarlo.

¿Por qué suelen rayarse los carros al lavarlos? y como evitarlo.

A lo largo de estos años hemos visto que nuevas tendencias de negocio se incoporan para lavar nuestros carros que resultan muy convenientes:  Como ejemplo, tenemos los parqueaderos de centros comerciales o en parqueaderos de grandes superficies, supermercados, restaurantes y hasta clubes deportivos .  En la mayoría de estas opciones ofrecen  un lavado ecológico utiliza muy poca agua y básicamente funciona con unos carritos fabricados para cargar los insumos químicos como jabones, detergentes y algo de agua.

Viendo esto desde el punto de sostenibilidad medioambiental resulta  muy conveniente que ya que se hace poco uso de agua, ademas mientras estemos ocupados en otras actividades, nuestro carro sera lavado.  Sin embargo, es importante tener en cuenta los riesgos que corre la pintura del carro con estos procedimientos.

 ¿Se rayan los carros al lavarlos con poca agua ?

Esta parece ser la pregunta más inquietante a la hora de evaluar si dejamos lavando el carro en uno de estos lugares. Veamos: si el carro está muy sucio por fuera, esta manera de lavarlo implica necesariamente que exista un roce entre el barro o el polvo (arena en granos adheridos a las latas del vehículo) y el trapo que se utilizará para removerlo.  Este roce producirá rayones que, a simple vista no serán notorios, pero que a medida que pase el tiempo, se harán más evidentes, especialmente en el capot o tapa del baúl.  Si alguna vez ha notado algunas sombras o “fantasmas” en el color de su carro, son esos rayones.

La mejor manera de retirar el polvo y el barro de la pintura del carro es utilizando agua a presión (con una presión alta que permita no utilizar trapo). El agua a presión se obtiene con mangueras y equipos especializados. De esta manera, el barro y polvo más adherido a la pintura será retirado suavemente sin roce. Adicionalmente, es muy importante los trapos o toallas que se utilizan sean suaves.  Así mismo, evitar a toda costa cepillos o escobas cuyas cerdas son enemigas de la pintura.

Por último e igual de relevante, los jabones o detergentes que se utilizan también pueden ser enemigos de la pintura del carro. Existen jabones formulados especialmente para lavar carros para que sean suaves y lubriquen a la vez que limpian.  Los jabones en polvo, mal diluidos, también son granos que rozarán contra la pintura. Los mejores jabones son aquellos que vienen en espuma y cuya fórmula garantiza lubricación durante el proceso de lavado, los cuales garantizan que la superficie quede resbalosa antes de pasar el trapo.

En síntesis, aunque parece algo sencillo, cuidar la pintura del carro va directamente relacionado con la forma en que se lava. En SqueakyClean utilizamos agua a presión y reciclada para cuidar el medio ambiente, garantizamos el uso de espumas especiales y trapos o peluches suaves que consientan el carro como se lo merece, para devolverle ese aspecto como si recien saliera del concecionario.

 

Deja un comentario

Menú de cierre